top of page
  • Foto del escritorclasedepilatesonli

La Clave Oculta: ¿Por qué Algunos se Lesionan Fácilmente y Otros Alcanzan sus Objetivos Rápidamente?

La clave para un cuerpo fuerte, equilibrado y sin lesiones.


¿Te gustaría entrenar de forma eficiente y sin lesionarte?


¿Te apetece invertir poco tiempo y que sea súper efectivo?


Para conseguirlo tienes que controlar muy bien la técnica, saber qué ejercicios hacer, cuándo y sobre todo, hacerlos bien.


Porque un mismo ejercicio haciéndolo de manera incorrecta puede generar ciertas tensiones que acaben en una potencial lesión.


Así que si alguna vez te has parado entre el maremágnum de clases que hay online, has hecho alguna sesión y no te has sentido muy bien ese mismo día o el día siguiente, párate a pensar cómo has ejecutado esos ejercicios.


¿Los has hecho a lo loco viendo que la persona está subiendo y bajando la pierna y tú haciendo lo mismo sin ningún control de el resto del cuerpo? Si es así, es importantísimo que vayas a aprender la técnica base en el canal.


Tienes el vídeo de mi primera clase de Pilates y mi segunda clase de Pilates en la que detallo aspectos base que son importantes para hacer cualquier rutina.


También tienes una clase de ejemplo de esto que te estoy contando de cómo hacer bien las flexiones dorsales, las flexiones de toda la vida que se han malentendido y mucha gente fuerza el cuello y deja que la tripa salga y otras tantas cosas que no te vienen bien al cuerpo.


El otro día me decía una alumna que cuando empezó simplemente lo hacía por reforzar un poquito el cuerpo, porque se lo había recomendado el médico, y en concreto esta alumna es montañera, le gusta mucho ir al monte y cuando empezó Pilates no pensaba que iba a ser lo que es realmente, y se ha ido ido dando cuenta de cuando le corrijo algún detalle como: apoya mejor la escápula, alarga tu cuello no te hundas, vacía bien todo el aire… ciertos detallitos en cada ejercicio y ha alucinado.


Le está encantando, se ha enganchado porque nota muchísimo más los resultados y de hecho, ha traído a muchas amigas más. Les ha invitado a a venir al Pilates porque les ha contado entusiasmada esos avances.


Y esto me pasa mucho con muchos alumnos que acaban trayendo a toda la familia. Viene la mujer, algún hijo, el hermano… y eso me encanta porque ellos son los mejores transmisores del Pilates, porque lo están sintiendo en su cuerpo, en cada clase.


Si tú también quieres ser más eficiente en tus entrenamientos, prevenir lesiones futuras y que esto de cuidar tu salud sea algo a largo plazo y no algo momentáneo, empieza poco a poco. Aunque trabajes en tu casa sin un monitor constantemente mirándote, ya eres consciente de que tienes que aprender las bases de técnica, y eso te hará brillar.


Te invito a pasarte a ver el curso Pilates minimalista en el que explico precisamente todo esto.


Esas bases específicas que a mí me hubiera gustado me hubiera encantado saber cuando empecé y que me ha costado bastantes años de ir a cursos, viajes, hacer cosas mal, luego aprender cómo hacerlas bien, y están súper resumidas y súper llevadas a la práctica para que lo puedas aplicar en tu casa.


¡Persigue tus objetivos, crea tu mejor versión!



Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page